Imprimir
Pollo con castañas
Pollo con castañas

Autor: Luz Condelantal

Puntuación:  Point1Point2Point3Point4Point5

(9Votos)

Descripción:
Receta  de la sierra de Huelva, de mi prima Belika Acién. Estamos en temporada de castañas pero si deseas hacer este sabrosísimo pollo fuera de temporada, las pueden encontrar en conserva y te evitas tener que cocerlas y pelarlas, que no es poco trabajo.
Ingredientes
- 1 pollo
- Un kilo de castañas o una lata de castañas cocidas en agua
- 6 cebollitas francesas
- Tomillo y orégano
- Sal
- Una taza de caldo de pollo
- Un vaso de vino blanco, mejor si es del Condado de Huelva.
Preparación
Con el pollo limpio metemos dentro las hierbas aromáticas y la sal. Después un puñado de castañas y cerramos con unas cebollitas francesas refritas, enteras, en sartén. Podemos cerrar la parte de atrás del pollo con un palillo, con mucho cuidado porque se parten con facilidad.
Lo metemos en el horno precalentado a 200ºC, durante una hora. Después de ese tiempo parecerá doradito, pero está crudo por dentro. Le añadimos el caldo, la copa de vino y el resto de castañas y cebollitas francesas y los dejamos hacer a 200ºC durante otra hora. Es importante que en ese segundo tiempo lo vayamos regando con su caldito por la parte de arriba para hidratarlo bien en esa zona que es la más expuesta. Se sirve con una salsera llena de castañas, que se pueden pasar como puré, pero a mí me gustan más enteras.
Está delicioso
Notas
Mis hijas siempre han sido urbanitas, y a los 5 ó 6 años fueron al campo de su tío, allí vieron que los pollos no son esas cosas desnudas y sin cabeza que siempre languidecían en la nevera de casa. Se sorprendieron tanto...y yo me quedé de piedra, porque nunca imaginé que ellas supieran tan poco de lo que para mí había sido evidente desde siempre. Valoré mi vida antigua y un poco salvaje: las gallinas cluecas, negras, con sus pollitos multicolores; el despertar con el kikirikí del macho del gallinero; la elegancia de "la duquesa", con sus plumas de espiguilla, grises y blancas; el miedo que me daba que el gallo las pudiera matar al "pisarlas", porque, evidentemente yo desconocía qué era exactamente lo que ese majadero les estaba haciendo a las gallinas. Y lo que más me sorprendía de todo es que las gallinas nunca tuvieran que bajarse las braguitas para hacer sus deposiciones, nos reíamos muchísimo de eso.

Cosas de Andalucía agradece la colaboración de Luz Condelantal desde su blog de cocina

 

Detail feed in/out Mostrar/Ocultar detalles.
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Porciones:
Cantidad:
País o región:
Costo por porción:
Ultima actualización:
lun 15 nov 2010 20:50:03 CET
vista:
10237