Del tiempo que dedican a escandalizar, ralentizar los procedimientos judiciales, echar cortinas de humo con el cuento catalán, bien lo podrían utilizar para esta buena labor de conocer nuestras raíces culturales. Enhorabuena por la recuperación.